Vámonos pa’ Marte, porque Marte es un edén

« —¿Qué desean?-preguntó la señora Ttt.

—Usted es marciana -El hombre sonrió-. Esta palabra no le es familiar, ciertamente. Es una expresión terrestre -Con un movimiento de cabeza señaló a sus compañeros-. Venimos de la Tierra. Yo soy el capitán Williams. Hemos llegado a Marte no hace más de una hora, y aquí estamos, ¡la Segunda Expedición! Hubo una Primera Expedición, pero ignoramos qué les pasó. En fin, ¡henos aquí! Y el primer habitante de Marte que encontramos ¡es usted!»

Así lo escribió Ray Bradbury en sus Crónicas Marcianas desde 1950. En poco tiempo, después de tener al espacio exterior en bajo perfil, la tendencia de pensar, crear y actuar en función de lo infinito vuelve al pensamiento humano. ¡Así es! ¡Bienvenidos a casa viajes espaciales!

¿Por qué lo decimos? Estamos a poco tiempo de que el zeitgeist, o el espíritu de los tiempos, vuelva a fijar su mirada en esto, y por lo tanto, la comunicación de las marcas, lo auguro, regresará a tomar estos discursos para posicionarse.

¿En qué nos basamos? Aunque la investigación sobre todo aquello que existe afuera de nuestro planeta en realidad no ha parado —NASA y amigas, muchas gracias—, en el pensamiento “popular” o el común de la opinión pública el tema ha estado durmiendo. Sin embargo, se están presentando diversos fenómenos que nos permiten decir que muy pronto, tal vez menos de lo que esperamos, los viajes a otro planeta serán el tema de todo.

Mars One, por ejemplo, el proyecto privado y televisivo que planea colonizar marte hacia 2025. Esta asociación holandesa tiene programado lanzar satélites equipados en 2018, con apoyo de fondos privados y donaciones, que permitan comunicar a la Tierra con el planeta rojo. El proyecto, aunque parezca que no, es muy serio y muchos aplicantes a pertenecer a su tripulación cuentan con perfiles altos y especializados, por ejemplo, Heidi Beemer, teniente del ejército de Estados Unidos, una oficial de defensa química, o sin irnos tan lejos, el diputado mexicano Eloy Martínez que ha sido seleccionado en la segunda ronda.

Por lo pronto, estamos seguros de que, no tarda mucho, el tema aeroespacial, la colonización y la vida dentro de otros planetas será punta de lanza en marketing y dará mucho de qué hablar — ya tuvimos a la delantera a Axe Apollo, nada le gana a un astronauta—. Pronto, se supone, decidirán quienes son los 24 seleccionados que se embarcarán en este viaje sin retorno. ¿Tú aceptarías?, ¿qué marcas te imaginas que estarán apoyando el fenómeno televisivo?. Esperemos que no sea como en el capítulo Treehouse of Horror X de Los Simpson, y la nave que tiene un viaje al sol y sin regreso. Ha!