Teorías de la imagen en Alemania

En este país 1 Tomado del artículo: Reflexiones en torno a las teorías de la imagen en Alemania de la Dra. Linda Báez Rubí, Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Volumen XXXII, número 97, otoño de 2010., a las teorías de la ciencia o conocimiento del lenguaje se les conoce como Bildwissenschaft que, además de estudiar a la imagen como fenómeno social y cultural, también definen el cómo y el porqué de su existencia en la vida cultural del ser humano.

El siguiente escrito es una breve revisión de conceptos y definiciones acerca de la imagen y parte de algunos estudios efectuados en Alemania, país de origen de grandes teóricos del arte como Erwin Panofsky y Aby Warburg. Conoceremos cómo es que cada imagen revela por sí misma información acerca de la ideología, costumbres, hábitos y entorno de la época donde fueron originadas.

Imagen, Concepto, Definición

Varios teóricos como Oliver Robert Scholz comenzaron a plantearse cómo es que se relacionan las imágenes con la mente humana. Este autor se hizo una pregunta fundamental: ¿cómo se podría formular una teoría de la imagen que se abra a los retos que impone la imagen misma? Cuestionamiento que respondió en su obra Copias y modelos. Imágenes y estructuras de la intencionalidad humana 2 Ésta se resume a cuatro puntos:
1) Las imágenes son signos porque la mayoría de ellas poseen características semánticas, esto quiere decir que las imágenes tienen un contenido, y por lo tanto, se refieren a algo fuera de ellas; representan un objeto, una persona, un contenido o un suceso. Sin embargo, un objeto se convierte en signo en cuanto se le coloca en un patrón de comportamiento social regulado que al ser empleado en forma específica, se le puede utilizar de modo particular en determinadas ocasiones.
2) Las convenciones de representación tratan acerca de cómo se debe representar un objeto, contenido o escena; esto quiere decir que para entender una imagen como imagen se debe verla como un elemento perteneciente a un sistema analógico de signos condensados sintácticamente; esto es, un sistema es denso a nivel sintáctico cuando su formación permite una ilimitada multiplicidad de signos que se pueden ordenar.
3) Los sistemas de la imagen permiten una correlación constante. Las características sintácticas abren posibilidades semánticas, en especial la correlación constante entre imágenes y objetos representados. Un pequeño cambio en el signo puede desembocar en un cambio de lo representado, lo que supone otro significado.
4) La imagen debe concebirse en un sistema intrínseco de relaciones mediante las cuales se abre la conciencia a la gran diversidad en que funcionan.
. Y que a grandes rasgos nos dice que: una teoría de la imagen debe comprender que las imágenes son artefactos complejos cuya creación, utilización y comprensión se encuentra relacionada estrechamente con la intencionalidad humana. En este sentido, toda investigación sistemática e histórica sobre las imágenes ha arrojado luz sobre la estructura, la capacidad y el desarrollo del espíritu humano.

Imagen, Lenguaje, Signos

Otro autor, Winfried Nöth 3 Winfried Nöth explica la teoría semiótica de Charles Sanders Pierce, el padre de la semiótica moderna: la relación triádica en la que el signo se concibe al fungir como un medio entre la mente a la cual se dirige y el objeto que representa, distingue las tres clases de signo propuestas por Pierce: icono, índice y símbolo. El primero es semejante a su objeto y comparten propiedades comunes. El signo es un icono en cuanto a que debido a sus características inherentes evoca la representación de su objeto. El índice, por el contrario, hace referencia a su objeto porque entabla una relación temporal, espacial o causal con él, se encuentra unido con su objeto a través de relaciones reales, mentales o asociativas, el símbolo hace referencia a su objeto porque está unido a ése por medio de reglas, convenciones o costumbres, a la imagen se le consideró generalmente el prototipo del signo icónico, sin embargo, la imagen debe verse como un signo complejo que no solamente sea icono, sino índice y símbolo a la vez. De tal manera, puede considerar la pintura abstracta como prototipo de la imagen icónica; la imagen considerada como índice vendría a ser la fotografía y la pintura objetual, mientras que de la simbólica el prototipo de la imagen icónica; la imagen considerada como índice vendría a ser la fotografía y la pintura objetual, mientras que la simbólica el prototipo sería la pintura iconológico-iconográfica (codificada). en su texto Semiótica de la imagen, expone un modelo en el que propone que, para estudiar a la imagen, ésta debe ser insertada dentro de una semiótica cultural, es decir: deben compararse con otros fenómenos sígnicos, como el lenguaje, la música y las formas de comunicación visual y no verbal, ya que de esta manera se podrá determinar en qué medida las imágenes son signos.

Aquí debemos hacer una pausa, recordemos que antes de todo esto, se decía que los signos sólo podían ser imágenes objetuales, es decir: solamente lo que representa objetos, seres vivos, espacios o paisajes. Pero esta descripción dejaba de lado, y sin explicación alguna a las imágenes abstractas. Sin embargo, este tipo de imágenes también son signos, ya que éstas remiten percepciones ya experimentadas basadas en colores y formas. Tomando en cuenta estos conceptos, entonces toda representación se podría entender como un proceso de hacer referencia de un signo a otro; los pensamientos y las percepciones son representaciones mentales y se vinculan de manera sígnica con todos los pensamientos y percepciones que yacen en la memoria y en el conocimiento de cada individuo, por lo tanto, los signos se convierten en medios indispensables en todo proceso de percepción y de pensamiento.

Mensajes Efectivos

Como pudimos leer, la semiótica y el estudio de la imagen se han convertido en herramientas necesarias para generar el mensaje efectivo y directo para llegar al receptor deseado, pues el repertorio de signos que saturan hoy el mercado dan pie a la ambigüedad.

La multiplicidad de significados y su consiguiente decodificación se han convertido en tarea cotidiana para el hombre contemporáneo y en herramienta de persuasión para los mass media.
Dicha generación de mensajes adecuados para el receptor correcto es particularmente cierto en la mercadotecnia y publicidad, ya que la marca (un signo) obedece a intrincados y complejos procesos de simbolización que dependen íntimamente del receptor; la marca es, por lo tanto, «un elemento perteneciente a un sistema analógico de signos condensados sintácticamente» y por esto resulta actual, y hasta obligado, el estudio semiótico de las marcas, ya que aplicado con una visión contemporánea y multidisciplinaria, se pueden entender —y aplicar— la relación entre emisario–mensaje–receptor en la comunicación publicitaria.