Seis sombreros para pensar…

Imagina que eres poseedor de seis herramientas que permiten dividir tu pensamiento de manera racional, emocional, precavida, positiva, creativa y objetiva con la única finalidad de establecer una forma diversa de acción para una dificultad.

Pues la técnica existe y fue desarrollada por Edward de Bono escritor y psicólogo maltés quién ha creado el termino de pensamiento lateral, es decir técnicas de visión de un mismo problema pero desde diversas perspectivas. La técnica desarrollada por este psicólogo se llama seis sombreros para pensar y es parte de una de sus obras más conocidas, la cuál puede ser estudiada con más profundidad en su libro del mismo nombre.

según de Bono estas seis formas de pensamiento ayudan al usuario de manera singular o conjunta a observar y llegar a la solución de un problema, por lo cual estos pueden ser descritos de la siguiente forma:

  • Sombrero blanco: este sombrero es objetivo y neutral, lleva la batuta de acuñar todas las formas tangibles del problema es decir toda la parte de hechos escritos o cifras.
  • Sombrero rojo: emula toda la carga emocional o sensitiva, es decir a este sombrero se le añaden todos los sentimientos sin necesidad de ser justificados.
  • Sombrero negro: podría describirse como el sombrero pesimista, pero en realidad es quien posee la cualidad de ver con cautela las cosas, capaz de vislumbrar todo aquello que no podría funcionar en el objetivo fijado.
  • Sombrero amarillo: a este sombrero se le ve como “happy face” quizá aludiendo a este icono de la alegría y positividad, porqué es quién se encarga de observar todo lo bueno de la situación.
  • Sombrero Verde: como se percibe de manera cognoscitiva el verde es símbolo de abundancia y fertilidad, siendo este un fuerte anclaje de la creatividad aquí es donde se desarrollan todas las ideas.
  • Sombrero azul: se le ve como el racionalizador del problema y el último a aplicar en la técnica, este sombrero es el encargado de organizar y controlar el proceso así como de llegar al resultado deseado de la mejor forma.

Ahora hagamos un ejercicio, imagina que eres una marca y deseas sacar una nueva línea de productos, tu equipo de innovación se ve muestra confuso ante el posicionamiento que desean dar y como llegar al target deseado.

Pues bien podrían usar el sombrero blanco para saber que cualidades tiene el producto, el sombrero rojo sería aquel apelaría a la manera emocional como lo percibiría el consumidor , mientras que el sombrero negro vislumbraría todas aquellas competencias directas así como los líderes de la categoría, pero a su vez el sombrero amarillo vería todo el mercado al que puede llegar y el verde la forma en la que lo hará, por ultimo pero no menos importante tu equipo tendría que usar el sombrero azul para concentrar todo el trabajo realizado por los demás y delimitar la forma y el fondo de cómo llegar al posicionamiento deseado.

La próxima vez que tú o algún equipo del que formes parte no encuentren una forma para llegar a la solución de un problema, recuerda que el pensamiento lateral del cual forma parte esta técnica puede ser una de la opciones más certeras para llegar a ella.